martes, 22 de julio de 2008

Los principios de los libros

Hay una parte del libro que, por lo menos a mí, me parece de las más interesantes: el principio de los libros. Reconozco que soy de es@s que tiene que sentir feeling con el libro y además tiene que ser amor a primera vista si no, no hay oportunidad que valga. El principio es determinante, tiene que engancharte de alguna manera, empujarte a que sigas leyendo...Hay principios geniales, por ejemplo:

"El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagada de pájaros".



El principio de "Crónica de una muerte anunciada" es uno de mis favoritos. Pero tengo otro que, curiosamente, coincide con el de "Crónica..." al tratarse también de una prolepsis, es decir de una "ida" al futuro.

"La mujer que iba a morir se llamaba Hortensia. Tenía los ojos oscuros y no hablaba nunca en voz alta. Sólo cuando la risa le llenaba la boca..."



Es un libro de Dulce Chacón, "La voz dormida". Muy recomendable, por cierto. Y bueno, ésos son mis principios favoritos. Ahora os toca a vosotos decirme cuáles son los vuestros.

2 comentarios:

Bikila dijo...

Hola Firmín (o firmina) He de reconocer que me ha gustado este post. Sí, porque también me llamó la atención el libro que publicaron en 2006 la American Book Review, titulado 100 best first lines from novels. ¿lo conoces? Me fascinó, sinceramente. recuerdo que me hizo pensar. Consideraba el mejor comienzo aquel memorable considerado “Llamadme Ismael”, de la novela Moby Dick, de Herman Neville. Curioso verdad. Yo no sé cuál es mi favorito, la verdad es que me gustó mucho el que leí hace unos años; más que nada porque lo recuerdo. En cambio no consigo que venga a mi mente el título... cosas de la edad. en cuanto lo recuerde, te lo digo. Un saludo.

Sira Auda dijo...

Uno que engancha:

"Cuando, una mañana, Gregor Samsa se despertó de unos sueños angustiosos, se encontró en la cama transformado en un insecto monstruoso."

No digo más... seguro que lo adivináis.